Gobierno Digital: 5 pilares que permiten al gobierno ofrecer servicios sin salir de casa

La pandemia puso en evidencia los retos que tiene América Latina y el Caribe (ALC) en la digitalización y cómo, ante esta nueva realidad, podría subirse a la ola de ofrecer a sus ciudadanos servicios públicos más eficientes desde la comodidad de sus casas.

La digitalización de los gobiernos en nuestra región no ha avanzado a la velocidad que quisiéramos. Hasta 2017, solo tres países de nuestra región tenían más de la mitad de los trámites del gobierno central disponibles en línea. Y solo el 7% de la población reconocía haber hecho un trámite en línea.

Para ayudar a ALC a avanzar en sus procesos de digitalización del sector público,  te explicamos cinco pilares clave para impulsar los gobiernos digitales, temas que abordamos en detalle en un curso en línea gratis que estamos lanzando en la plataforma EdX (puedes encontrar todos los detalles al final de este blog).

Cinco pilares para transformar a gobiernos digitales

La transformación digital es fundamental para que los gobiernos puedan ofrecer servicios más eficientes y accesibles a ciudadanos y  empresas. Esta transformación no ocurre de la noche a la mañana, sino que es un proceso gradual que cada gobierno debe establecer con planificación, capacidad de innovación y persistencia.

Desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hemos desarrollado varias publicaciones que contribuyen al diálogo con los países de la región para poder mover esta agenda digital, como el Fin del Trámite EternoSimplificando Vidas y otros. Este artículo destaca cinco pilares sobre los que se construye un gobierno digital.

  1. Identidad y firma digital. El ID digital es el “pasaporte al mundo digital”. Para que un ciudadano se pueda identificar en línea y firmar documentos (como se requiere en casi todo formulario), es imprescindible contar con un sistema de identidad digital que cumpla los mismos requisitos que el tradicional DNI de plástico. Es decir, que sea intransferible, universalmente aceptable, con absoluta validez jurídica. De la misma manera, es necesario desarrollar una firma digital confiable y segura que tenga el mismo valor jurídico que una firma manuscrita.
  2. Interoperabilidad. La clave para que cualquier gobierno opere a distancia es que el ciudadano no tenga que presentar ningún papel físico. Aquí es donde entra en juego el principio sacrosanto de cualquier gobierno digital conocido en inglés como “once only”: que el ciudadano no tenga que proporcionar al gobierno dos veces el mismo dato. Esto ocurre, por ejemplo, cada vez que los ciudadanos tienen que presentar el certificado de nacimiento (que es un documento expedido por el Estado) para matricular a un niño en un colegio (otra institución pública). Un sistema de interoperabilidad entre las distintas agencias y organismos del Estado permite que si una institución necesita un dato que otra institución tiene, automáticamente pueda obtenerlo sin que el ciudadano haga de intermediario.
  3. Datos. Los datos son el combustible de la transformación digital. Sin embargo, sin un dato estandarizado la información no fluye. Sin una adecuada gobernanza de los datos se pueden vulnerar derechos. Y sin talento suficiente para analizar los datos su valor no se aprovecha. Una buena política de datos asegura que los datos sean explotables y regulados cuidadosamente.
  4. Servicios digitales. Al final todos accedemos a los servicios a través de una web o un app – pero eso no basta. Para que la experiencia del ciudadano en línea sea adecuada, es muy útil contar con herramientas como un portal único y una carpeta ciudadana donde el ciudadano puede acceder a sus registros, ver sus trámites en curso e incluso empezar nuevos trámites, todo en un único lugar.
  5. Ciberseguridad. Es un hecho: Cuanto más nos digitalizamos, más expuestos estamos a los riesgos del ciberespacio. Es imprescindible, ahora más que nunca, contar con robustos sistemas de seguridad para la información y los sistemas informáticos. Una buena política de ciberseguridad debe proteger al Estado, a los ciudadanos y a las empresas –muy especialmente a aquellas que gestionan infraestructura crítica de cuyo funcionamiento depende la seguridad del país, la vida de los ciudadanos o la actividad económica.

Curso en línea de Gobierno Digital

En un mundo donde la tecnología está cambiando a pasos agigantados, y con la nueva realidad que nos ha traído la pandemia, desde el BID hemos diseñado un curso gratuito en línea donde te presentamos las oportunidades de lo que podría ser la transformación digital del gobierno en tu país. En este curso de Gobierno Digital podrás aprender qué es un gobierno digital, por qué es importante y cómo se puede promover. También te mostrará cómo la transformación digital de gobierno – o la falta de esta –afecta a los ciudadanos en su día a día.

Durante tu experiencia de aprendizaje contarás con expertos del BID y autoridades de alrededor del mundo; y te presentaremos casos actuales de la implementación del gobierno digital.  

El curso es de acceso abierto y gratuito para todos los interesados a través de la plataforma de aprendizaje en línea del BID en EdX (la plataforma de aprendizaje del MIT y la Universidad de Harvard). Tiene una dedicación estimada de 10-12 hora, estará disponible durante tres meses, y te permitirá acceder a un certificado verificado expedido por el BID y EdX.

Fuente: https://bit.ly/3mGdTU1

Leave A Comment